Laser

Dra. Esther Subirachs

Colegiada Nº 30621

Reg. San. E08728992

 

MEDICINA ESTETICA

C/ Calaf, 8-10 08021 BCN

Tel 609 774 413

info@doctorasubirachs.com

La depilación con láser se está convirtiendo en una alternativa popular con respecto a otros métodos tradicionales de depilación. Actualmente en el mercado hay muchos tipos de láseres que ofrecen diferentes niveles de fluencias máximas, tamaños de spot, y frecuencias de repetición de pulsos, cada una de las cuales influencia en el tiempo que se tarda en tratar una zona determinada.

 

¿Cómo actúa el láser?

 

El láser de depilación es una fuente de luz de determinadas características capaz de destruir el pelo y su raíz sin dañar la piel u otros tejidos circundantes. Esto es debido a que el pelo y su raíz contienen un pigmento (melanina) con una gran capacidad de absorción de esa luz.

 

En el pelo blanco o canoso no hay melanina suficiente para absorber la luz del rayo láser y en consecuencia no puede ser calentado ni destruido.

 

En pieles muy morenas o negras hay gran cantidad de pigmento oscuro en su superficie, por eso no puede ser tratada con láser ya que se producirían quemaduras a nivel superficial.

 

¿Quién puede depilarse con el láser?.

 

En la selección de los pacientes debemos tener presente la combinación ideal de piel muy clara y pelo muy pigmentado. La dificultad del tratamiento aumenta cuanto más claro sea el color del pelo y más oscura sea la piel.

 

El bronceado por leve que sea aumenta bastante la incidencia de efectos colaterales y disminuye considerablemente la eficacia del tratamiento. Un paciente con fototipo de piel III bronceado presenta tasas de complicaciones más elevadas que los pacientes con fototipo IV sin broncear.

 

También debe considerarse la localización del área a ser tratada. En general determinadas áreas tienden a tener mejores resultados.

 

Es importante la exclusión de condiciones que puedan causar la hipertricosis, como condiciones hormonales no controladas, el uso de medicamentos o tumores. La presencia de Herpes Simple exige tratamiento profiláctico cuando el área a ser tratada queda próxima al sitio afectado. Los antecedentes de queloide o cicatrices hipertróficas no son contraindicaciones absolutas al tratamiento, pero requiere un tratamiento menos agresivo. Lo mismo sucede con pacientes afectos de vitíligo o psoriasis. Los pacientes que están tomando fotosensibililizantes no deben ser tratados, así como la isotretinoina que debe quedar suspendida como mínimo 1 año antes del tratamiento.

 

¿Cuántas sesiones son necesarias?

 

Depende de cada paciente (tipo de pelo y pigmentación de la piel) y de la zona a tratar. Los tratamientos se continúan hasta que una cantidad razonable de vello se haya reducido.

 

En general son necesarias entre 4 y 8 sesiones para lograr un 85 - 90% de eliminación de pelo. Los intervalos son variables dependiendo de la zona a tratar, aunque en general se recomienda que sea entre 1 y 3 meses, que es el tiempo necesario para que la mayoría de folículos que estaban en fase de reposo entren en un nuevo ciclo de crecimiento.

 

¿Qué debemos tener en cuenta antes del tratamiento ?

 

Seis semanas antes del tratamiento debe indicarse al paciente no depilarse o arrancar el vello del área tratada. La presencia del pelo en el interior del folículo piloso en el momento de la exposición al láser aumenta la eficacia del tratamiento. Se permite el afeitado y las cremas depilatorias.

 

Es absolutamente necesario el uso de protectores solares de amplio espectro 6 semanas antes del tratamiento como mínimo, incluso en pacientes con tipos de piel más oscuros. El uso de soluciones autobronceadoras también debe ser interrumpido.

 

¿Es un tratamiento doloroso ?

 

El paciente puede experimentar una sensación de hormigueo. Existen algunas zonas de la piel donde el paciente apenas percibe ninguna sensación. Otras zonas sin embargo son más sensibles y la piel percibe el impacto del láser. Muchos pacientes toleran el tratamiento bien, pero como hay algunas áreas del cuerpo que son más sensibles que otras, existe la posibilidad de aplicar una crema anestésica para uso tópico.

 

¿Qué cosas pueden ocurrir después de someterse a un tratamiento con láser?.

 

El aspecto de la zona tratada inmediatamente después de una sesión variará de un paciente a otro dependiendo de la extensión del tratamiento y del tipo de piel. Puede ser desde un leve enrojecimiento e hinchazón de la piel tratada hasta la aparición de pequeñas ampollas o vesículas. Estas ampollas desaparecen y, aunque pueden dejar un cambio de coloración en la piel, ésta también desaparece pasadas una semanas.

 

Alrededor de un 15% de los pacientes tratados presentan un cambio de color en las zonas tratadas (hiperpigmentación o hipopigmentación). Esto es normalmente temporal (1 a 6) meses, pero en raras ocasiones podría llegar a ser permanente.

 

¿Cuáles son los resultados obtenidos?.

 

Cada tratamiento consigue eliminar un porcentaje de folículos y de pelo, y estos pelos desaparecen de forma permanente. No obstante siempre hay folículos en fase de reposo de los que más tarde o más temprano crecerá un pelo.

 

El tratamiento con láser consigue reducir el número total de pelo en la zona determinada de la piel hasta que el pelo residual apenas es perceptible. Otro fenómeno que se viene observando es que el pelo nuevo emergente es más débil y más claro que el que había originalmente en un lugar determinado de la piel.

 

En cada sesión se puede destruir entre un 25% y un 30% de folículos, y este porcentaje varía en función de la zona a depilar y del color del pelo tratado.

 

Se considera que es una depilación progresivamente definitiva, lo que quiere decir que el pelo se va debilitando después de cada sesión hasta desaparecer, o en casos de muy grave hirsutismo convertirse en un vello suave sin fuerza y casi invisible.

 

¿Es un tratamiento seguro?.

 

Cuando una modalidad médica para tratamiento es aprobada por la FDA ( Food and Drug Administration) de los EEUU es porque lleva años de estudio y miles de pruebas de tratamiento con pacientes. Se considera un tratamiento seguro, efectivo, rápido y tolerado.

 

La seguridad del láser es vital para los doctores que usan el láser. Debemos SIEMPRE tener en cuenta que se trata de un procedimiento médico y como tal debe ser practicado y supervisado siempre por un médico o un equipo médico.

 

La protección ocular es indispensable y debería ser la adecuada para cada longitud de onda que se esté usando. La retina tiene pigmento que puede ser dañada sin la protección adecuada.

 

¿Son algunos láseres mejores que otros para depilar?.

 

En la actualidad existen diversos aparatos láser o similares para depilar. Básicamente se diferencian en la longitud de onda (color de la luz) que emiten. Se ha demostrado que los aparatos más eficaces para la depilación deben emitir una luz parecida al rojo o a los infrarrojos como es el láser de diodo.

 

Este tipo de láser está, además, aprobado por la FDA. Incluso se piensa que produce menos efectos secundarios en la piel que los restantes, debido que su longitud de onda es superior. Podemos decir que el láser de diodo es un láser seguro y eficaz para la eliminación del vello.